La mágica flor de lotto

Posted by Cesar Andres | 1:18 PM | 0 comments »

El Señor Luis, es buen amigo de mi padre vive a escasas 8 casas de la mía. Tiene una hija de 24 años y un hijo de 19.

La verdad no lo conozco más allá de un - Hola Don Luis, y es que aun soy buena amiga de Laura no tengo nada que hablar con su padre.

Tiene un pastor alemán cruzado, es de color miel y muy juguetón. La última noche que estuve en su casa estuve jugando con el perro, pensé que lo único que me había llevado era baba de perro y unos cuantos pelos, pero no fue así.

Cuando la realidad se rompe antes tus ojos, no sabes si creerlo o no creerlo.

Antes de dormir prendo la televisión, me ayuda a distraerme. Esa noche estaba cansanda, los ojos se me cerraban, y en momento solo sentí mis parpados cerrarse y al oporme y abrirlos, estaba con el rostro en el piso.

Me trate de reincoporar pero no sentí mis brazos, mi vista estaba nublada, Laura me miro y dijo:
- Bruno muevete!

¿Bruno?, ese es el perro de Laura! , estoy dentro del perro. Me cargo y me llevo a la sala.

- Papa, Bruno esta enfermo, no se mueve.

No entiendo el complejo funcionamiento de los perros ni de sus sentidos, pero en ese instante lo supe Don Luis tiene cáncer.

Volví a cerrar los ojos y al abrirlos estaba acá, frente al televisor. Tengo miedo de estas habilidades.

Don Luis, no se como decirle las malas noticias, tiene medios de 3 meses de vida.

0 comments